C/ Capitán Meca 4, Entslo. dcha. - 03002 Alicante, España

Noticias

Entérate de la actualidad en el mundo de la farmacia a través de nuestros artículos y noticias. Seguimos evolucionando cada día por eso no dejamos que te quedes atrás.

10 consejos para cuidar la salud de tus hijos en verano

12

Jun 2018

10 consejos para cuidar la salud de tus hijos en verano

El verano es la gran estación de los más pequeños; tiempo sin colegio en el que disfrutar de amigos y familia y de un sinfín de actividades al aire libre. Sin embargo, es también un periodo en el que hay que prestar especial atención a algunas cuestiones básicas para evitar sustos.


Tal y como indica la doctora Mónica Camaño, es muy importante, además, “hacer una labor de concienciación desde edades tempranas, que es cuando se adquieren hábitos saludables para toda la vida”.

 


1. Hidratación

Es necesario beber abundantemente. “Al menos 6 vasos de agua al día, el equivalente a litro y medio, en el caso de mayores de cuatro años", especifica esta pediatra. En lactantes de menos de cuatro meses "no hay que darles nada más, pero sí es conveniente dar agua entre tomas a partir de los cinco meses”.

 

2. Evitar comidas copiosas

En verano “no necesitamos tanta energía”, por lo que “no debemos tomar comidas muy copiosas. Hemos de optar por alimentos frescos y sanos como frutas y verduras.

 

3. Ropa ligera

A la hora de vestir a nuestros hijos hay que elegir “ropa ligera de colores claros, de algodón o con buena transpiración". Si no hacemos esto, a los niños pueden salirles “granitos de la sudamina”, muy molestos e incómodos.

Del mismo modo, en zonas como el norte peninsular, es conveniente tener siempre a mano una chaqueta para “protegerles de los cambios de temperatura cuando se acerca la noche”.

 

4. Cuidado con la exposición al sol

Es muy importante que "los menores de seis meses no estén nunca expuestos al sol", y que tampoco utilicen fotoprotectores. En caso de que se empleen, subraya esta médico "deben ser siempre protectores con filtros físicos, nunca químicos, ya que estos pueden provocar reacciones alérgicas". "Potegerles en esos primeros meses” es vital, ya que “la piel tiene memoria y pueden tener problemas serios cuando crezcan", recalca la especialista, que añade que "a día de hoy existen muchas opciones para llevarlos a la playa de forma segura: tiendas de campaña, camisetas,…" El resto de menores han de usar “crema solar de pantalla total”, que ha de reponerse cada dos horas y después de cada baño.

 

5. Gorra y gafas de sol

Cubrir la cabeza con una gorra o sombrero es clave también si hablamos de los niños. Del mismo modo, conviene que “lleven gafas de sol”, siempre y cuando tengan cristales homologados. ¡Cuidado con las gafas de juguete!

 

6. Repelentes de insectos

En zonas húmedas, debemos proteger a los pequeños con repelentes de insectos. En este sentido encontramos distintas modalidades, en forma de sprays o pulseras.  “Lo más importante es prevenir las picaduras”, resalta esta médico. En caso de que se produzca, hay que “hidratar la zona y vigilar que haya signos de infección, que no esté caliente ni roja”. Si lo está, hay que consultar para ver si es necesario “recurrir a un tratamiento antibiótico o antinflamatorio”.

 

7. Supervisión en el agua

Tanto en piscinas como en la playa, es muy importante supervisar los juegos en el agua, donde “se suelen producir desorientaciones y ahogamientos”. “Los ahogamientos son silenciosos y rápidos”, y “aunque tengan flotadores o manguitos, o sepan nadar, en cualquier momento puede producirse un accidente"."Los niños deben estar siempre vigilados", insiste. "Si se ponen nerviosos, o tienen una contractura, pueden no ser capaces de pedir ayuda".  

Del mismo modo, cada año hay cientos de casos que niños que se pierden en la playa. Para evitar estas situaciones que generan gran angustia, tanto en los pequeños como en los progenitores, es importante que estén siempre cerca de un adulto

 

8. Cuidar la dermatitis

Si tenemos hijos que sufren dermatitis, debemos “incrementar la hidratación” de la piel. Si no hay una crisis severa “el agua del mar es beneficiosa”, destaca la médico de Quirón, aunque "si hay un gran brote, el niño puede no querer bañarse por el picor que le genera".

Las piscinas, no son recomendables, ya que el cloro que “es un irritante importante de la piel y de las mucosas”. Si hay opción, mejor elegir aquellas con tratamiento de agua salada y ozono.

 

9. Nunca solos en el coche

Jamás debemos dejar a nuestro hijos solos en el coche con las ventanillas cerradas. “Ni cinco minutos para hacer un recado”. La temperatura en el interior de los vehículos es altísima, y hay un elevado riesgo de que el niño sufra “un golpe de calor”. Esta pediatra insiste en la necesidad de dar la importancia que tiene a esta situación que puede coprometer la vida del niño. Si el pequeño "está pálido, tiene fiebre, la tensión baja y dolor de cabeza”, hay que acudir al pediatra. A veces no basta con hidratarlos nucho y “hay que ingresarlos”.

 

10. Mucho deporte

El verano es la estación ideal para practicar deportes y actividades al aire libre. Es importante que los niños disfruten de este tiempo de descanso. "Es tiempo de correr y jugar".

 

Fuente: Elplural.com


 

¡Comparte esta noticia!