C/ Mª Josefa Agreda y Muñoz 4, Entslo. dcha. - 03002 Alicante

Noticias

Entérate de la actualidad en el mundo de la farmacia a través de nuestros artículos y noticias. Seguimos evolucionando cada día por eso no dejamos que te quedes atrás.

A qué llamamos un medicamento OTC

15

Ene 2019

A qué llamamos un medicamento OTC

Las siglas OTC proceden del inglés Over The Counter, que literalmente significa (venta) por mostrador, y que se refiere a productos cuya venta es libre. Por lo tanto, cuando se habla de medicamentos OTC, se trata de aquellos que se pueden vender sin prescripción médica. Pero, ¡ojo! Venta libre no significa que cualquiera los pueda vender, solo lo pueden comercializar las farmacias.

 

¿Qué tipo de medicamentos entran en la categoría de OTC?

Los medicamentos de venta libre son probablemente los más conocidos y usados por las familias. Es difícil ser exhaustivo porque hay bastantes, pero voy a intentar hablar de los más importantes, como estos:

  • Los analgésicos, como el paracetamol, el ibuprofeno o el ácido acetilsalicílico (más conocido por el nombre comercial Aspirina), son los medicamentos que cualquiera tiene en casa. Alivian el dolor, reducen la inflamación o bajan la fiebre.
  • Otra categoría importante son los medicamentos asociados a los problemas gástricos, como el omeoprazol, los antidiarreicos o al contrario, los productos para luchar contra el estreñimiento.
  • Las vitaminas y complementos para conservar la forma.
  • Las cremas que alivian los dolores musculares.
  • Los medicamentos para ayudar a dormir mejor.
  • La amplia oferta de productos para luchar contra la tos, la gripe y otras enfermedades que repuntan en invierno.
  • Los productos que ayudan a evitar la caída del pelo.
  • Los antihistamínicos, tan importantes para los alérgicos.
  • La píldora del día después.

 

Podríamos seguir con muchos más medicamentos sin receta, pero creo que no tendría mucho sentido. El propósito del artículo es hablar de esos productos de venta libre, no listarlos exhaustivamente.

 

¿Por qué existen medicamentos sin receta?

Los criterios para que la autoridad sanitaria decida incluir un medicamento en la categoría de los que no requiere prescripción médica pueden ser muchos, pero voy a mencionar los dos principales, que suelen valer para la mayoría:

  • Tener productos sin receta simplifica el proceso de acceso a los medicamentos. No tendría sentido tener que ir al médico para que recete un ibuprofeno cada vez que nos duele algo.
  • Suelen ser medicamentos bastante inocuos, con pocos efectos indeseados. Por esa razón no se venden opioides sin receta, pero sí vitamina C.

Por supuesto la política sanitaria de incluir tal o tal medicamento en la venta libre o en los que requieren prescripción médica puede cambiar, y es habitual que ciertos productos pasen de una a otra categoría. Sin embargo, podemos estar muy seguros de que el paracetamol seguirá siendo un medicamento OTC por mucho tiempo.

 

¿Dónde se venden?

Como comentaba al iniciar este artículo, el término de medicamentos de venta libre es un poco engañoso, porque si no necesitan receta, no significa que cualquiera les pueda vender. Los medicamentos son productos muy útiles pero también potencialmente peligrosos si no se usan adecuadamente, y por eso es importante poder contar con un vendedor con la formación adecuada, en este caso el farmacéutico.

Pero no tienes por qué ir a la farmacia de tu barrio. Hoy en día puedes comprar esos medicamentos online, en alguna de las farmacias que tienen autorización para operar en venta a distancia. Pides desde la comodidad de tu casa y te lo entregan en casa. Entre eso y el hecho de que hay muchas farmacias con horarios amplios, lo tienes muy fácil para comprar tus medicamentos sin receta.

 

Por un uso responsable

Que los medicamentos sin receta sean generalmente más inocuos que los que requieren receta no significa que se puedan consumir sin medida. Para volver al ejemplo del paracetamol, un consumo superior a los 4 gramos en un día es muy peligroso. Y todos los medicamentos tienen sus propios peligros. Por eso hay que escuchar al farmacéutico y leer siempre las instrucciones del prospecto que viene con el producto. La automedicación responsable es útil, pero demasiadas personas abusan de los medicamentos.

 

Fuente

¡Comparte esta noticia!