C/ Mª Josefa Agreda y Muñoz 4, Entslo. dcha. - 03002 Alicante

Noticias

Entérate de la actualidad en el mundo de la farmacia a través de nuestros artículos y noticias. Seguimos evolucionando cada día por eso no dejamos que te quedes atrás.

Curar una herida es algo más que aplicar un antiséptico

15

May 2018

Curar una herida es algo más que aplicar un antiséptico

Curar una herida parece una tarea sencilla que todo el mundo sabe hacer; sin embargo, se cometen errores y no siempre se tiene claro cuándo acudir al médico. Esta es la percepción de Marta Alcalde, vocal de Dermofarmacia del COF de Barcelona, compartida por Rafael J. López Suárez, vicesecretario general del Consejo General de Enfermería, quien constata que una elección inadecuada del producto y un desconocimiento sobre la medidas higiénicas y el cuidado de las heridas son los problemas más frecuentes. 

Según Alcalde, lo que se suele hacer mal es "tratar todas las heridas por igual y en muchos casos se minimiza la importancia de una herida, haciendo consultas en la farmacia de lesiones que requieren una cura por parte de un profesional". Precisamente, el representante de Enfermería recuerda que a Urgencias "se acudirá sólo en caso de abertura accidental de una herida quirúrgica o de sutura, cuando hay sangrado inusual o abundante y si hay fiebre muy alta". Y añade que en casa "se deben cuidar las heridas cuando se disponga de un informe o de instrucciones detalladas por parte de la enfermera o referente de Primaria o en el caso de disponer de un informe de continuidad de cuidados al alta hospitalaria".

Asimismo, la farmacéutica afirma que existe desconocimiento sobre si la herida está o no infectada. Para reconocerlo, López Suárez detalla los síntomas que lo evidencian: "Pus o secreción, mal olor de la herida, fiebre o escalofríos, rubor (caliente al tacto), eritema, inflamación y dolor a la palpación".

 

Suero a temperatura ambiente

Para empezar a hacer las cosas bien, la experta recomienda, cuando se produce la herida, "limpiar con suero fisiológico a temperatura ambiente o con agua y jabón neutro, evitando el agua fría porque retrasa la cicatrización y la irrigación a presión porque puede lesionar el tejido de granulación que empieza a formarse". También es recomendable utilizar una gasa, no algodón, ya que "éste puede dejar fibras sueltas". 

En cuanto a los desinfectantes, afirma que hay muchos: "Lo importante es aplicar uno "cada vez que se cambie el apósito, "algo que no siempre se hace", su-braya Alcalde. "No se aconseja mezclar varios, salvo en el caso del alcohol y la povidona, ya que se potencia la acción". 

La pregunta clave es: ¿cuándo hay que cubrir una herida? Según Alcalde, una vez desinfectada, "si existe riesgo de que se contamine o de que se vuelva a abrir por fricción". En su opinión, existe la creencia de que "las heridas al aire libre se curan mejor, pero no es del todo cierto, pues en los últimos años se ha visto que la cura en ambiente húmedo da mejor resultado porque evita la desecación y la maceración, lo que favorece la correcta cicatrización de las heridas".

 

 

Fuente: Correofarmaceutico

¡Comparte esta noticia!