Lunes a Viernes 9h a 14h
C/ Mª Josefa Agreda y Muñoz 4, Entslo. dcha. - 03002 Alicante

Noticias

Entérate de la actualidad en el mundo de la farmacia a través de nuestros artículos y noticias. Seguimos evolucionando cada día por eso no dejamos que te quedes atrás.

Cómo mantener una buena temperatura en casa

23

Jul 2019

Cómo mantener una buena temperatura en casa

Disfrutar de una temperatura agradable durante los días de verano no siempre es fácil. El termómetro sube y, según avanza la estación más cálida del año, esto se nota dentro de las viviendas, donde resulta complicado mantener el ideal de los 22º-24ºC que recomiendan los expertos.

Pero no hay que desesperarse. Hay algunos trucos y rutinas muy sencillos que lograrán que estar en casa durante esos días no resulte agobiante para los que no dispongan de aire acondicionado. Y a los que cuenten con él les permitirán ahorrar algunos euros.

 

Persianas que aíslen contra el calor y la luz

Las ventanas son el punto más crítico de una vivienda para la entrada calor,  así que es lo primero que tendríamos que revisar. Una buena instalación evita que haya resquicios por los que se cuelen tanto el frío como el calor.

Pero esto solo no es suficiente. Las persianas son tanto o más importantes ya que ejercen de aislante y pueden detener hasta un 95% la entrada del calor.  Estas, además, gracias a sus lamas de aluminio, evitan la entrada de luz contribuyendo así a mantener el interior fresco y mejorar el aislamiento.

 

Por la noche y a primera hora, la ventana abierta

Lo ideal sería mantener las ventanas cerradas durante las horas centrales del día, que es cuando más sube la temperatura. Es cierto que también evitaremos la entrada de la luz y permaneceremos en penumbra, pero a la hora de dormir nuestro cuerpo agradecerá que hayamos mantenido la casa fresca durante el día.

Hay que abrirlas por la noche y a primera hora de la mañana. Si no se tiene muy claro cuándo hay que cerrarlas, un buen truco es usar un termostato que indique la temperatura interior y exterior. En cuanto la primera suba de 20º hay que cerrar las ventanas mientras que la exterior no sea menor.

 

Corrientes de aire y ventilador

Renovar el aire del interior de la vivienda evitará que se acumule el calor, además de favorecer un ambiente más saludable. Lo ideal es que la disposición de las estancias favorezca que haya corrientes de aire.

En ese caso lo aconsejable es abrir siempre las ventanas orientadas al norte o que den a un patio interior para evitar que lo que, en principio, es una forma de regular la temperatura de la vivienda se convierta en un foco de entrada de calor. Si no es el caso, siempre se puede recurrir a ventiladores de techo o de pie con los que conseguir el mismo efecto.   

 

Usar poco los electrodomésticos

Los electrodomésticos son una fuente de calor. Si los mantenemos apagados evitaremos que caldeen estancias como el salón o la cocina. Además, es una época perfecta para optar por comidas más frescas que no precisan de la cocción o el uso de la sartén para su preparación. Nuestro cuerpo y nuestra casa nos lo agradecerán.

Hay que recordar que el uso del horno, por ejemplo, subirá varios grados la temperatura de la cocina. Si no hay más remedio que usarlos, mejor hacerlo con la puerta cerrada y activar la campana extractora. En el  caso del televisor y el ordenador hay que evitar dejarlos en reposo y apagarlos del todo.

 

Plantas en el interior

Los beneficios de tener plantas es casa están más que demostrados. Además de crear un ambiente más acogedor, ayudan a depurar el aire de la vivienda y  producen oxígeno a partir de CO2. Algo necesario sobre todo en verano cuando tenemos la mayor parte del tiempo las ventanas cerradas.

El mejor momento para regarlas es siempre a primera hora de la mañana o a última de la tarde para evitar que con el calor que se evapore el agua y mantengan durante más tiempo la humedad, algo que también contribuirá crear un ambiente más agradable en esta estación seca. 

 

Fuente

¡Comparte esta noticia!