C/ Mª Josefa Agreda y Muñoz 4, Entslo. dcha. - 03002 Alicante

Noticias

Entérate de la actualidad en el mundo de la farmacia a través de nuestros artículos y noticias. Seguimos evolucionando cada día por eso no dejamos que te quedes atrás.

Practicar yoga

09

May 2019

Practicar yoga

 

Ganas flexibilidad

Cuando practicas yoga, tienes que estirar muchas partes del cuerpo, y no solamente la espalda y las piernas. Haces trabajar tus caderas, la columna vertebral, las rodillas, las muñecas, los tobillos y virtualmente cualquier parte del cuerpo. Con un poco de práctica notarás como todo tu cuerpo es más flexible.

 

Mejoras tu concentración

Acostumbrarse a adoptar las posturas de yoga te obliga a un mayor control sobre tu propio cuerpo, que requiere concentración y tiene como efecto entrenarla. Tienes que estar pendiente de tu postura, de tu respiración, de tus límites, y eso te ayuda a concentrarte mejor. Pruébalo y verás.

 

Respiras mejor

Algo que parece tan obvio y tan automático como respirar en realidad no es una tarea sencilla, sobre todo si quieres hacerlo bien. Hacer yoga implica controlar tu respiración, y acoplarla a los movimientos. Aprendes a respirar más profundamente, y a aportar más oxígeno a todos los órganos implicados en el ejercicio, en particular tu cerebro y tus músculos.

 

Fortaleces tu espalda

Al igual que el Pilates, el yoga es una disciplina física que se suele recomendar a las personas que tienen problemas de espalda. Los motivos principales son que los movimientos del yoga son muy progresivos y por lo tanto normalmente no suelen ser dañinos para las personas con alguna dolencia. Y como los ejercicios de yoga entrenan los músculos y aumentan la fuerza, acaban fortaleciendo la espalda, y resolviendo los problemas de muchas personas.

 

Tienes mayor equilibrio

El mero hecho de tener que mantenerse en equilibrio en algunas posturas a priori poco naturales hace que con el tiempo se vaya fortaleciendo la capacidad de equilibrio de las personas que hacen yoga.

 

Tonificas el cuerpo y mejoras tu postura

Hemos hablado ya de fortalecer la espalda, pero en realidad, como se trabajan casi todas las partes del cuerpo, son todos los músculos los que se refuerzan, con el efecto de tonificar el cuerpo. Eso sin contar que también las articulaciones se hacen más fuertes, lo que reduce el riesgo de lesión en ellas. Además, como los ejercicios se enfocan en alinear el cuerpo de diversas formas, al final se consigue que naturalmente tengas una mejor postura.

 

Ayuda a reducir el estrés

Por su diseño, el yoga obliga a las personas que lo practican a hacer ejercicios muy similares a la meditación: ser consciente de tu respiración y de tu cuerpo. Ese tipo de actividad es excelente, porque ayuda a centrarse en el momento presente, y olvidar todas las preocupaciones de la vida diaria que provocan el estrés. Este beneficio relajante no se nota únicamente durante las sesiones.

 

Abre nuestra mente hacia otra cultura

Ese último beneficio es muy variable según las personas. Hay gente que se toma el yoga como una simple actividad física, y hay quien se quiere interesar por la filosofía y la cultura detrás de la técnica. Independientemente del grado de creencia que pueda tener uno en las enseñanzas del yoga, es interesante abrir la mente a otra forma de pensar y otra cultura.

 

Fuente

¡Comparte esta noticia!